domingo, 14 de diciembre de 2008

Phal. Freak

Hace unas semanas paseaba por el vivero de Mario (scalabrini y niceto) y me topé con esta planta, rarísima.
En la etiqueta decía Phalaenopsis, sin duda era algún tipo de híbrido... pero qué híbrido abre sus capullos con tanta idiosincracia?
Traté de razonar: los sépalos inferiores contienen el labio, y al separarse bajan de la columna, que se expande al abrirse la flor? Y entonces me dí cuenta
A esa flor le faltaba un pétalo de nacimiento. A todas les faltaba o sobraba algo o varias cosas. La planta era un híbrido mal hecho, o era víctimas de la radiación: cada labio naranja era diferente del otro, raro o malformado. Cada flor de la vara tenía su propia organización, como si se hubiera librado de la determinación natural e improvisara su propia versión de sí misma: sumamente interesante, si bien rompía la simetría genética de toda Phalaenopsis. Pocas flores estaban razonablemente completas, como esta.Le pregunté a la chica que atendía de qué híbrido se trataba, y le comenté mis observaciones. La chica no tenía ni idea, sólo había aprobado Helechos I, como cuando vas a una librería y te piden que deletrees Arlt. Más que nada le expliqué que era deforme para que me bajara el precio, porque no podía pagar 120 pesos (hello!) por una planta indocumentada con cromosomas extraños. No la convenció mi regateo y me fui, me llevé ofendida un cactito.