martes, 19 de mayo de 2009

La orquídea púrpura del Nilo

Todavía no se abrió. La espero ansiosa. Mientras otras flores tienden a la oscuridad y al silencio -otoño-invierno-, las Cattleyas abren, de a poco, sus fabulosidades.

Acá muestra un atisbo de su carne interior.

Oh!

3 comentarios:

violette dijo...

help! (please)

violette dijo...

merçi pola!

q: vos me recomendás que le de agua de la canilla? no le hará mal el cloro horrible que sale de ahí?

srta.pola dijo...

holaa v, disculpá que respondo re tarde, tengo un poco relegado el comentarismo en este blog.

sobre el cloro: si vivis en ciudad de buenos aires, el cloro no es tu enemigo. si lo querés sacar igual, basta con dejar el agua que vas a usar media hora al sol, y se le va.

lo que si es malo para ellas, son las sales que vienen del agua de pozo. por eso, si el agua es de capital esta bien, pero ya en gran buenos aires la cosa se complica porque ese agua puede ser fatal para las orquideas. no sé como es en otras partes del pais: en cada caso depende de la concentracion de sales en los suelos y de donde viene el agua correinte. y en esos casos, lo que haces en comprar agua destilada en una estacion de servicio, creo q es re barato. un beso!